Tipos de habitaciones

Se trata de un albergue con 211 plazas repartidas en unas 50 habitaciones de distintas capacidades con baños compartidos, sabemos que eso puede ser un inconveniente, pero que eso no os amedrante, pues en el pueblo existen alternativas: hoteles e incluso apartamentos y se ofrecerá la opción de asistencia sin alojamiento a quien lo desee.

Es un edificio antiguo y realmente pintoresco que ha ido creciendo a lo largo de los años, lleno de pasillos y escaleras y grandes ventanales pero es importante explicar que todas las habitaciones están en el mismo edificio y que existe un ascensor para acceder a todas las habitaciones y salas del recinto, de modo que estaremos siempre a cubierto y con buena calefacción. Si alguien tiene problemas de movilidad tendrá que ponerse en contacto con la organización durante la inscripción o antes de su llegada para garantizarle un alojamiento sin dificultades de acceso.

La mayor parte de las habitaciones que ofrece el Colegio de Nuestra Señora de la Antigua son para seis personas, pero teniendo en cuenta que tendremos el lugar en exclusividad y cuenta con plazas para 211 personas, podremos jugar con el acondicionamiento de los asistentes dentro de las mismas. Hay algunas habitaciones especiales, para dos personas, y de 3 y 4 plazas que se utilizarán para los asistentes con necesidades especiales y que serán reservadas por estricto orden de inscripción. Y por si a alguien le interesa estar en grupos más grandes hay también habitaciones de 5, 12 y 16 plazas.

Se atenderán todas las solicitudes y se tendrán en cuenta todas las necesidades y preferencias que nos hagáis llegar. 

Una de las habitaciones de 6 plazas, todas con armario individual y buena calefacción. Las literas son de madera sólida y tienen una buena escalera. Ah, y otra noticia genial más: los colchones de viscoelástica están comprados este año.

Una de las habitaciones tiene literas de tres alturas, los niños se pegan por ella.

Uno de los aseos, con duchas individuales.

Uno de los vestíbulos, que se abre a la escalera por la que se accede a las habitaciones, a los ascensores, y a través de un pasillo, a los patios y jardines.